Prevención de riesgos laborales

El riesgo laboral es la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo: accidentes, enfermedades profesionales, etc.

La seguridad en el trabajo es el conjunto de técnicas con el objetivo de evitar o disminuir esos riesgos.

Los trabajadores se exponen a lesiones y enfermedades causadas por productos y materiales que se encuentran en el trabajo de limpieza. Por tanto, debemos conocer todos estos materiales y la peligrosidad que pueden entrañar.

Los principios básicos de seguridad son los siguientes:

• Es primordial el mantenimiento de la salud de la persona.

• La prevención de los accidentes es obligación de todos y cada uno.

• La seguridad es un componente más de la actividad de todo empleado. Debe velar por su seguridad y salud y por la de otras personas a quienes su actividad pueda afectar.

• El trabajador debe actuar de forma que no entrañe peligro:

 Usando adecuadamente los utensilios, máquinas, sustancias, etc., con que desarrolla su actividad.

 Utilizando los equipos de protección.

 Informando a quien corresponda de cualquier situación que entrañe peligro o riesgo para la salud.

 Contribuyendo al cumplimiento de las obligaciones establecidas en materia de seguridad y salud.

 Cooperando con el empresario para que se garanticen unas condiciones de trabajo seguras para los trabajadores.

La prevención de riesgos se debe cumplir para evitar los accidentes de trabajo. Estos se producen por:

• Desconocimiento de los riesgos y su prevención.

• Una mala gestión de la prevención.

• Confianza en que los riesgos no van a generar el accidente hoy, ni a nosotros.

• Desconocimiento de la verdadera magnitud de las consecuencias de los accidentes.

Por tanto es necesario trabajar de forma segura. Para ello se debe estar atento en el trabajo, concentrado en lo que se está haciendo, teniendo en cuenta que la atención es más baja durante la primera y la última parte de la jornada laboral.