Sistemas y técnicas de trabajo

Dentro de la correcta realización del conjunto de trabajos y operaciones, dado que los pavimentos recogen más del 50 % de suciedad que penetra en un edificio, serán objeto de un estudio y cuidado especial.

Cuando las circunstancias lo permiten, se procede al acondicionamiento de los pavimentos, de manera tal que el mantenimiento posterior sea facilitado y racionalizado al máximo, con vistas a conseguir una más rápida y eficaz eliminación de la suciedad y un mayor grado de higiene y estética.

SUELOS DE MÁRMOL, TERRAZO, BALDOSAS Y SIMILARES:

Estos suelos al ser duros y porosos se tratarán con selladores convirtiéndolos así en una superficie impermeable y homogénea, en la que la suciedad no penetre y sea fácil su remoción. Para conseguir un mayor efecto estético, se abrillantarán con emulsiones antideslizantes y auto – brillantes. Estas operaciones se repetirán con una frecuencia adaptada al tráfico, al desgaste y al grado de suciedad, según criterio del contratista. El mantenimiento posterior de estos pavimentos se realizará mediante un barrido húmedo, sistema que permite una total eliminación del polvo acumulado y suciedades sueltas.

SUELOS DE MADERA ENCERADOS

Serán objeto del mismo procedimiento en lo que se refiere a la eliminación del polvo, pero se excluirá totalmente el uso del agua en su limpieza. Se encerarán y abrillantarán con regularidad, previa eliminación de las capas de cera.

SUELOS DE P.V.C., LINOLEUM Y SIMILARES

Serán objeto también de un tratamiento de base, consistente en el fregado mecánico a fondo, seguido de la aplicación de un sellador, cuya misión consiste en crear una capa dura y resistente que proteja el pavimento contra las marcas negras y rayas profundas producidas por la anilina, contenida en la goma negra de los zapatos o ruedas de sillas.

Esta capa protectora a la vez evita la formación de dichas marcas, tiene también como primordial finalidad prolongar la vida del pavimento, ya que al hacerse más fácil la remoción de la suciedad, los procedimientos de limpieza son menos agresivos.

Para realizar el aspecto estético del suelo y conservar su aspecto de origen, se aplicará además, encima del sellador, una emulsión en base auto – brillante y antideslizante.

El mantenimiento posterior de estos suelos, se hará mediante un barrido húmedo de toda la superficie y un abrillantador en seco con máquina, siempre que las condiciones del local lo permitan.

El tratamiento de base se renovará con la debida frecuencia y la renovación de la emulsión protectora se realizará mediante un método spray que consiste en realizar en una sola operación de limpieza, encerado y abrillantado de suelos con máquina abrillantadora y un producto especial, compuesto de ceras y agentes detergentes, que resulta ser el método más racional, eficaz económico de mantenimiento de suelos lisos.

En caso de que la emulsión de que se aplicase, fuese de tipo metalizado auto – brillante y lavable, se sustituiría el método spray, por un fregado ligero con mopa y detergente neutro, según fuese necesario.

En ningún caso se usarán en estos pavimentos, disolventes en estado puro o productos básicos, ya que estos últimos resultan particularmente dañinos, llegando en ciertos ca sos a modificar el color del pavimento.

ALFOMBRAS Y MOQUETAS

Se aspirarán en profundidad, con la frecuencia adecuada al tráfico que reciban y con especial cuidado, puesto que la presencia del polvo en estos pavimentos es crítica.

El polvo metido dentro del pelo de las alfombras, actúa como abrasivo bajo el efecto de las pisadas, seccionando y desgastando el pelo de la raíz.

Según la frecuencia preestablecida y adaptada al tráfico, grado de suciedad, etc…, se procederá a una limpieza más profunda y más completa mediante champú adecuado a un compuesto especial que además de ejercer una acción limpiadora, tiene por objeto reavivar los colores de los suelos textiles, devolviéndoles su aspecto original.

SUELOS ESPECIALES

Como son los de barro (interior y exterior), pizarra, cemento pulido, hidráulicos, quirófanos o zonas quirúrgicas, que por sus propiedades particulares y específicas requieren un tratamiento especial, serían en su caso objeto de un estudio aparte a realizar con el contratante o fabricante del pavimento. MOBILIARIO Se mantendrá en condiciones limpias y atractivas, quitando el polvo de toda su superficie, con bayetas tratadas, así como los roces que se hubieren producido con el uso diario.

MUEBLES LAVABLES

Se fregarán con regularidad, aplicando una fina capa de un producto protector neutro, que evite que la suciedad se adhiera.

MUEBLES DE MADERA

Se les aplicará periódicamente una cera especial que mantenga sus condiciones originales, para que en todo momento den la sensación de perfecto estado.

ASEOS

Se le concederá especial atención a la limpieza de los aseos pues se considera como el espejo del grado de limpieza que se respira en un edificio y que por el uso a que son destinados, exige el mayor grado de higiene y desinfección. Todos los aparatos sanitarios y lavabos serán objeto de una escrupulosa limpieza, así como los suelos y accesorios.

APARCAMIENTOS

Para estas grandes áreas de zonas exteriores NEW LIMP dispone de las más modernas maquinarias, que consisten en fregadoras de conductor sentado con un alto índice de rendimiento